Logo-Sanson (1)

Cómo mantener un cuero cabelludo sin irritación ni sensibilidad

¿Sientes irritación en la cabeza?

Si la respuesta es “sí” puede que tengas el cuero cabelludo sensible. El 60% de las mujeres y el 40% de los hombres presentan cueros cabelludos sensibles y sus causas pueden variar considerablemente.

¿Por qué es tan importante la salud del cuero cabelludo?

Un cuero cabelludo que está bien cuidado fomenta el crecimiento de folículos de pelo nuevo sano, resultando en un pelo más fuerte y brillante.

Por el contrario, el cabello seco o frágil puede deberse a problemas propios de la sensibilidad del cuero cabelludo, como picazón, hinchazón o enrojecimiento. Quienes tengan un cuero cabelludo sensible e irritable necesitan tener cuidado extra, particularmente si el pelo sufre tratamientos o coloraciones a menudo.

Causas de sensibilidad e irritación

Al igual que nuestra piel, nuestro cabello también sufre estrés diario. Los desencadenantes que provocan reacciones negativas en el cuero cabelludo sensible se clasifican en tres categorías.

Estrés mecánico: Cuando cepillas o peinas el cabello varias veces al día, (especialmente después de ducharte cuando el pelo todavía está mojado). 

Estrés térmico: se produce como resultado del daño por calor, 

Estrés químico: es causado por la coloración u otros procesos químicos.

Además existen otros factores como:

Productos capilares agresivos: El uso de champús, acondicionadores o productos para el cabello que contienen ingredientes irritantes, como fragancias fuertes o químicos agresivos, puede desencadenar una sensación de irritación y sensibilidad en el cuero cabelludo.

Productos con sulfatos o parabenos: son ingredientes presentes en la gran mayoría de productos para hombres. Su peligro radica en que irritan y deshidratan la piel, causan alergias y se llevan los aceites esenciales del cuero cabelludo, dejándolo desprotegido.

Piel seca: La sequedad en el cuero cabelludo es una causa común de sensibilidad.

Alergias: Algunas personas pueden ser alérgicas a ciertos ingredientes en productos capilares o incluso a colorantes para el cabello.

Cambios climáticos: El clima extremadamente seco, frío o ventoso, así como la exposición al sol sin protección, pueden afectar la piel del cuero cabelludo y causar sensibilidad.

Estrés: El estrés emocional y la ansiedad pueden agravar los problemas en la piel, incluyendo el cuero cabelludo.

Enfermedades de la piel: La psoriasis, la dermatitis seborreica o la dermatitis atópica pueden afectar el cuero cabelludo y hacerlo más sensible.

Factores genéticos: En algunos casos, la sensibilidad del cuero cabelludo puede ser hereditaria.

Malos hábitos en la higiene capilar: La falta de limpieza adecuada o el exceso de lavado del cabello también pueden contribuir a la sensibilidad del cuero cabelludo.

Para poder aliviar estos síntomas debes abordar y aliviar la sensibilidad, adaptando tus hábitos de cuidado capilar y utilizando productos suaves que no agraven esta sensibilidad. Si aún utilizando productos indicados para esta dolencia los síntomas persisten, debes visitar un dermatólogo para que te proporcionen un tratamiento adecuado.

Impacto en la Caída del Cabello

Ahora bien, puede que te preguntes:

¿Cuál es la conexión entre la sensibilidad e irritación del cuero cabelludo con la pérdida de cabello?

La salud del cuero cabelludo desempeña un papel fundamental en la prevención de la pérdida de cabello, sobre todo en los hombres. Además de las molestias incómodas, una salud pobre también ocasiona el debilitamiento de los folículos capilares. Cuando el cuero cabelludo experimenta irritación persistente, los folículos pueden volverse más susceptibles al estrés, lo que a su vez, también desencadena la caída. 

Por todo esto, en cualquier estrategia efectiva contra la caída se debe abordar la sensibilidad de la piel, reconociendo que es la base esencial para un cabello fuerte y resistente, es crucial.

Por eso es muy importante elegir productos específicos para el cuero cabelludo sensible. 

¿Qué hacer si tengo el cuero cabelludo sensible?

Lo primero es usar productos suaves para limpiarte el pelo y eliminar contaminantes, sebo, y otros posibles factores irritantes. Debes elegir champús, acondicionadores y productos capilares con ingredientes naturales, y sin ingredientes irritantes, como sulfatos o fragancias fuertes. El único propósito de los sulfatos es hacer la espuma, pero pueden irritar y secar el cuero cabelludo. También es importante enjuagar bien, ya que los residuos de champú pueden ser la causa de un cuero cabelludo pruriginoso.

También debes evitar un lavado excesivo del cabello para no eliminar los aceites naturales que protegen el cuero cabelludo. Además, utiliza agua tibia en lugar de caliente para lavar el cabello, ya que el agua caliente puede resecar el cuero cabelludo.

Por último, te aconsejamos resistir la tentación de rascarte de forma exagerada, ya que esto puede empeorar la irritación.

Si los síntomas persisten, busca la orientación de un dermatólogo o profesional de la salud capilar.

Para obtener los mejores resultados, te recomendamos consultar a un dermatólogo. Cada caso es diferente y un especialista podrá brindarte el asesoramiento adecuado para tu situación.

Posts relacionados